Consejos para elegir el mejor reloj de pie

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Loading...

Un reloj de pie representa un elemento decorativo muy atractivo para determinados espacios del hogar o la oficina. Por lo general están elaborados en madera, por lo que suelen dar un toque vintage muy bonito en un salón, una habitación o una sala de estar. Los relojes de pie suelen ser muy utilizados en estilos decorativos antiguos, por lo que son de uso exclusivo.

Es decir, un reloj de pie no es un dispositivo que le vaya bien a todo tipo de decoración de interiores, pues sus características lo hacen muy especial y su elección debe hacerse con cuidado para no sobrecargar o desentonar el espacio donde se ubicará.

Sin embargo, hoy en día existen muchos tipos de relojes de pie elaborados en diversos materiales como madera y metal, que les permiten proporcionar un toque único y especial a algunos estilos escandinavos o minimalistas, siempre que se utilicen en un espacio adecuado y de la forma correcta.

Incluso algunos relojes de pie cuentan con un sistema de péndulo que los convierte en un elemento decorativo muy funcional, elegante y sofisticado cuando se instalan en el lugar correcto y acorde al diseño del espacio.

Consejos para elegir un reloj de pie

Tal como ocurre con los relojes de pared o de mesa, la elección de un reloj de pie depende de algunos factores como:

  • Espacio: Como se trata de un elemento tan funcional como decorativo que ocupa un espacio determinado, debemos identificar en qué lugar específicamente lo instalaremos, teniendo cuidado de no sobrecargar el lugar de elementos.
  • Estilo: Aunque la mayoría de los relojes de pie son en madera y con un toque antiguo también encontramos en el mercado actual estos dispositivos elaborados con metal y en diversos colores, tamaños y diseños. Es importante elegir un reloj de pie adecuado al estilo de decoración que decidimos crear.
  • Tamaño: Dependiendo del estilo y el espacio del lugar que estamos decorando se elige el tamaño del reloj de pie, pues en grandes salones suelen llamar mucho la atención los de pie largo, mientras que en los espacios más reducidos es necesario ubicar uno de pie mediano o corto.
  • Precio: El reloj de pie que buscamos debe cumplir con todas las características anteriores pero además debe estar en consonancia con nuestro bolsillo. Debemos ajustarnos al presupuesto con el que contamos, por lo que te recomendamos buscar con calma el reloj de pie que más se adapta a tu espacio y tu economía.
  • Material: Este es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir un reloj de pie. Si el diseño es vintage le va muy bien un reloj de madera, mientras que si el estilo es escandinavo o minimalista lo más acorde es un reloj elaborado en acero inoxidable. Por otra parte, si el diseño es rústico un reloj con base de hierro quedará muy adecuado.

Reloj de pie para salón

Uno de los lugares favoritos para colocar un reloj de pie es un salón, debido a que representa un excelente elemento de decoración que a su vez resulta muy funcional. Debemos ubicarlo en un lugar llamativo, donde esté a la vista desde cualquier ángulo del lugar.

Puedes ubicarlo frente a una columna que esté pronunciada, al lado del mobiliario o en una esquina donde llame la atención y no se vea escondido. También puede ubicarse en un pasillo del hogar, de una empresa, un hotel, entre otros lugares, pues proporcionan un toque elegante y sofisticado al espacio elegido.

Reloj de pie para la cocina

La cocina es uno de los lugares donde no puede faltar un reloj. Sin embargo, por cuestiones de espacio es importante analizar bien si por el estilo y el tamaño de la cocina puede utilizarse un reloj de pie.

Este tipo de elemento decorativo es idóneo para utilizar en cocinas bastante amplias. Incluso puedes buscar un reloj temático que tenga agujas en forma de cuchillo y tenedor, ya sea en madera o metal, según el diseño de interiores con el que cuenta este espacio.

Reloj de pie para el comedor

Lo mismo que ocurre con el reloj de pie para cocina se aplica para el de comedor; es decir, se puede instalar siempre y cuando se cuente con el espacio suficiente para ubicarlo sin que estorbe o quede arrinconado.
Por tanto, también debe utilizarse siempre que se trate de un espacio bastante amplio. Ubícalo en un lugar donde sea posible visualizarlo desde diversos ángulos y esté al alcance de todos los comensales.

Reloj de pie para la oficina

La oficina o nuestro sitio de trabajo es otro de los lugares donde no podemos prescindir de la presencia de un reloj. Si cuentas con el espacio suficiente no dudes en ubicar allí un reloj de pie tan elegante y atractivo como sea la decoración del lugar.

Incluso en un pasillo de la empresa puedes ubicar un reloj de pie, pues además de decorar muy bien el espacio será un elemento bastante útil para que tú y los demás trabajadores puedan llevar su respectivo control de la hora de entrada y salida.

Por supuesto, si tu oficina o empresa tiene un estilo vintage o antiguo puede ser adecuado un reloj de pie elaborado en madera. Si el estilo es rústico un reloj de pie en metal queda genial, mientras que para el diseño minimalista o nórdico queda excelente un reloj en acero inoxidable o en colores blanco, beige o tonos pasteles, según la ocasión.

Reloj de pie para la habitación

Un elemento decorativo muy atractivo para una habitación es un reloj. Y si se trata de un reloj de pie seguro no pasará desapercibido. Pero debes saber elegir el más adecuado en cuanto al estilo y la disponibilidad de espacio en el lugar.

Recuerda ubicarlo en un sitio donde sea bastante visible. Además debes tener en cuenta que no todas las personas toleran el sonido del tic-tac de un reloj; por tanto, no lo instales muy cerca de tu lugar de descanso.