Reloj de techo Delmori, diseño exclusivo para tu salón

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

En ocasiones se busca la sencillez, pero combinada a la perfección con la elegancia y un toque de sofisticación. En el mundo de los relojes no siempre es fácil conseguirlo, pero Nomon se caracteriza por buscar en sus diseños la exclusividad y también la innovación. Es lo que ha conseguido con su reloj de techo Delmori.

Ver pasar el tiempo en un reloj de techo Delmori es contemplar una pequeña obra de arte en la que se ha cuidado cada detalle para hacerla única y muy especial. Porque los relojes Nomon lo son y porque no es habitual poder admirar piezas suspendidas del techo.

Además, es muy sencillo combinar un reloj de techo Delmori en diferentes estilos decorativos, desde aquellos de tendencias más minimalistas a esos otros industriales o nórdicos. Y también es muy fácil colocarlo en cualquier estancia de la casa o incluso en el despacho. Todo ello, gracias a que este reloj se presenta en dos versiones.

Reloj de techo Delmori G

Es un modelo de forma semioval, con una estructura formada por un doble aro de fibra de vidrio y color negro en cuyo centro esta la caja, de latón pulido con acabado en dorado. De ella salen las agujas, fabricadas en madera de nogal o wengué. La estructura del reloj de techo Delmori G se completa con un soporte en forma de cruz, que es el que señala los cuatro puntos horarios.

El diseño del reloj de techo Delmori G es delicado, pero sorprendente. Sorprende por la pulcritud de sus líneas y por su ligereza visual. Y sorprende por sus dimensiones, ya que los aros miden 130×140 cm. Es un tamaño pensado para no pasar desapercibido, pero, sobre todo, para vestir y dar vida a toda una pared, aunque sin recargar ni resultar ostentoso.

El reloj de techo Delmori G, por lo tanto, es perfecto para dar personalidad a toda una estancia, para convertir una pared en foco de atención. Es un reloj de fabricación artesanal que decora desde la simplicidad de sus líneas y la perfección de su diseño. Sin olvidar, por supuesto, un mecanismo de precisión, como todos los que llevan los relojes Nomon.

Reloj de techo Delmori N

Hermano del anterior, el reloj de techo Delmori N comparte muchas características con él, pero tiene algunos rasgos diferenciadores en su diseño que lo hacen especial. En este modelo las agujas van a ser siempre de nogal, pero el doble aro se puede elegir en color blanco o negro. La caja, por su parte, está fabricada en acero cromado.

Lo que no varía en el reloj de techo Delmori N son ni sus dimensiones (130×140 cm), ni su mecanismo de precisión, ni la pureza de sus líneas simples pero distinguidas y sofisticadas. Tampoco hay diferencia en esa fabricación artesanal que hace que cada reloj Nomon sea tan único y especial como la estancia en la que se coloca.

El reloj de techo Delmori N es, por tanto, una pieza destinada a atraer la atención, a hipnotizar con su belleza mientras se contempla en ella cómo pasa el tiempo. Es, sin lugar a dudas, un reloj de auténtico lujo para crear ambientes cosmopolitas sin perder un toque de refinamiento.

En definitiva, un reloj de techo Delmori, en cualquiera de sus versiones es un reloj diseñado para mucho más que para marcar las horas. Está diseñado para destacar, para sorprender por cada una de esas características particulares, para ser único. No es habitual ver relojes de techo, por eso, con este modelo Nomon ha querido ofrecer una pieza excepcional que nunca va a pasar desapercibida ni tampoco de moda por su diseño atemporal.